Carta al cáncer.

2.12.13

Querido cáncer:
Hace mucho tiempo que he querido decirte unas cuantas cosas, pero no encontraba el momento adecuado para hacerlo, ni sabía exactamente como expresarme de ti y de lo que me has hecho sentir durante todo este tiempo...
No sé si sean las palabras correctas, pero te lo escribo con la mano en el corazón, pero sobre todo; con Fe en Dios.

Se de ti porque has salido en todos los medios de comunicación, sales en los libros y revistas, toda la gente te conoce... y te teme. Desde pequeña me quede con esa idea de ti, de que tú -el cáncer- era otra manera de llamar a la muerte. Incluso te vi como protagonista de varias películas, y debes de saber que me hiciste llorar mucho, pues ninguno de los actores la pasaba bien a tu lado...
Después supe de ti de una manera que nunca espere, y debo decir que las películas se quedaron cortas para describir todo lo que eres y representas.

Quiero ser mamá..

24.11.13

Ya casi se cumplen dos meses desde que me trasplantaron, y hasta el día de hoy, no ha pasado un solo día en que no considere como una bendición mi vida.
No he vuelto a escribir, porque honestamente no tenía mucho que contar, tampoco he hecho muchas cosas, tiempo atrás me hubiera sentido inútil con tanto "tiempo perdido" (por qué no estoy haciendo nada), pero más bien creo que este tiempo ha sido un tiempo merecido. Merecido para mi familia y por supuesto para mí. He pensado en muchas cosas, porque como ya les dije, el tiempo me sobra, pero creo que era un tiempo que necesitaba. Necesitaba tiempo para aterrizar lo que acababa de vivir.

Por supuesto que un trasplante no estaba en mis planes, ni siquiera en mi panorama de lo "peor" que pudiera pasarme, pero bueno, ya saben cómo es la vida, nunca sabremos que va a pasar, por más que queramos averiguar, no es posible. Y me paso. Me trasplantaron, y me considero una de las personas más bendecidas y afortunadas, ya que en todo el proceso del trasplante no hubo dolor, ni complicaciones, ni infecciones, ni siquiera una fiebre en los días más críticos. Mis doctores de Monterrey me dejaron ir a los 20 días del trasplante a mi ciudad, y hace tres semanas volví al Cd de Monterrey para realizarme un estudio para ver si mi medula había pegado, o si no la había rechazado.

Día 0

2.10.13

Hoy entre a la sala de quimioterapias e infusiones. Me senté en el mismo sillón que me senté hace unas semanas, cuando conocí el lugar por primera vez, aquella vez que entre tomada de la mano de mi papa, con miedo de no saber que pasaría, con tristeza por estar lejos de mis seres queridos, con angustia porque me realizarían un aspirado de médula. Hoy me senté en ese mismo sillón, en el que me di cuenta que estaba siendo una llorona, por sentirme así por un aspirado de médula, cuando frente a mi estaba un niño de 6 años llorando porque su catéter se había tapado. Estaba justo en el mismo sillón, en el que me prometí que seria mas fuerte. Hoy estuve ahí, y a pesar de que llevaba un cubreboca, y que este tapaba mi sonrisa, creo que la felicidad se me notaba hasta en los ojos, con todo y ese color amarillo que tenemos todos los que estamos en esa área. Aun y con toda mi debilidad y mis mareos, me veía feliz, me sentía feliz. 
Me sentía con una nueva y refrescante infusión de esperanza, de sueños, de metas, de deseos y anhelos. Me sentía con tantas ganas de vivir y de luchar hasta el ultimo minuto por mi vida. Me sentí con esta fuerza poderosa de hacer todo lo que Dios me indique y me mande, porque durante estos dos años, eso me hizo feliz, y no creo que exista otra cosa en el mundo que me haga mas feliz, que recorrer el camino que Dios me marca.

La fe hace la salvación

25.9.13

Hoy sucedió algo que sin duda se quedo muy marcado en mi corazón.
Aun no entiendo como nosotros, los humanos, necesitamos de pruebas "reales" para poder creer en Dios, en su infinito amor y en las maravillas que hace en nuestra vida. No entiendo porque tenemos que caer mas abajo del suelo, para poder sentir a Dios de una manera sobrenatural, donde no cabe lugar para la razón.. Quizá sea por el hecho de que cuando caemos y tocamos fondo, no nos queda nada, absolutamente nada. Que triste, ¿verdad?.

No puedo hablar por otros, pero sin duda soy testigo de ello. Mi vida dio un giro de 180°, y no fue solo por el hecho de que me dijeran "Ale, tienes un tumorcito, y es cáncer", por supuesto que no fue solo eso.. 
Mientras compartía mi vida con la enfermedad, tuve que despojarme de cosas que para mi eran mas valiosas que cualquier otra cosa, o cualquier filosofía de vida. Repito, no porque fuera una mala persona, simplemente tenia una venda muy muy apretada en mis ojos, que no me dejaban ver, o mas bien; disfrutar y valorar todo lo que tenia. 

Me despoje de todo. Me despoje de mi vanidad; de los vestidos bonitos, de los tacones altos, de las uñas postizas, de las extensiones en el cabello, del maquillaje perfecto. Me despoje de mi obsesión por ser mas delgada, lo intente de tantas maneras, que para poder cumplir con esa obsesión, tuve que despojarme primero del amor propio. Me despoje de mis sueños superficiales, como la idea tonta que tuve en el bachilleres de ser popular, pero no por una causa, o por ser la mas inteligente, ni la mas "buena onda", sino por todo lo que tiene que ver con vanidad. Me despoje de mi mayor pasión, que era el modelaje. Me despoje de mi trabajo, y del dinero que me llegaba para poder cumplir con mis caprichos. Me despoje de todos los sueños que tiene una joven de 17 años, como lo son: el poder viajar con sus amigas, salir de noche, estudiar algo que le guste, entre muchas otras cosas. Pero no solo me despoje de todas las cosas que quizá me estorbaban y que no me dejaban ser yo. 
Cuando el cáncer entro a mi vida, y me despojo de todo lo que yo pensaba que era lo que mas quería, ese mismo cáncer me hizo darme cuenta de que esas cosas no eran lo que yo mas quería, por supuesto que no era lo que yo mas quería. Lo que yo mas quería y amaba, pero daba por hecho, como algo normal, o como algo que me lo merezco y que no se va a ir, son esos pequeños momentos que todos tenemos, pero que estamos tan ciegos como para no disfrutarlos y darle gracias a Dios por ello. Esas cosas son tan simples, tan básicas, pero que cuando no están, o que cuando algo como el cáncer (en mi caso) te despoja sin tu autorización de todo ello, las comienzas a extrañar, y comienzas a sentir un enorme sentimiento de culpa y de tristeza, porque esas cosas no están.. porque esas bendiciones, no son permanentes. Esas "cosas", esas simples cosas, son: ver un amanecer, mojarte con la lluvia, un "buenos días" de tu familia, los días de campo, el beso de tu mama al despedirte, la bendición de tus abuelos, los gritos de tus hermanos, un abrazo sincero de tus amigos, el poder caminar, el poder ver, el escuchar el latido de tu corazón diciendo "aquí estoy", el aire fresco de las mañanas, incluso me atrevo a decir, que podríamos disfrutar y agradecer un simple resfrió, porque es solo eso.. un simple resfrió, el poder correr sin tener problemas para respirar, una comida en familia, podría escribir tanto sobre todo esto..
El cáncer también me quito muchas de esas "cosas simples", pero tan necesarias para sentir que de verdad estamos viviendo, y no sobreviviendo. Gracias a Dios vi todo esto como una bendición, fue un -abrir los ojos, y ver el mundo totalmente a como antes lo veías. Ahora, todas esas "cosas simples", se convirtieron en las cosas que mas anhelo y que mas protejo, todo lo demás, se da por añadidura. 

Cuando me despoje de todo eso y toque fondo, no había poder humano que me ayudara a sentirme mejor, ni físicamente, ni emocionalmente, ni espiritualmente.. Y entonces, le entregue todos mis miedos, angustias, dolores, preocupaciones a Dios. Le entregue mi pasado, le pedí por mi presente, y le suplique por una nueva oportunidad y un nuevo futuro. Y cuando hice todo eso, después de llorar a solas en mi cuarto para que nadie se enterara, después de sumergirme entre sus brazos; sentí un gran alivio, por primera vez en muchos años había paz en mi corazón, no había resentimientos, ni con nadie, ni conmigo misma. Y por primera vez comprendí lo que era la fe, la sentía dentro de mi, como una semilla a punto de brotar. Y empece a ver milagros en mi vida, pequeños milagros, grandes bendiciones, coincidencias para los que no creen.

"El amor hace la vida, la amistad hace la luz y la fe hace la salvación". Zenaida Bacardí de Argamasilla

En la entrada pasada, les comente que mi hermanita había sido compatible el 100%, algo totalmente extraordinario, o "poco frecuente" como lo dicen algunos doctores. Ese estudio de compatibilidad, se divide en dos fases, la fase uno es por "encimita", y la segunda fase es una confirmación de la primera. Los doctores necesitaban de esa confirmación para poder realizar el trasplante. Hoy mi Dra tratante, nos dio la noticia de que la segunda fase fue exitosa, aquí esta la confirmación de que los milagros existen. Y también esta la comprobación, de que los humanos necesitamos de pruebas para poder verlos. Aun me parece increíble ser parte de todo esto, sentir a Dios tan de cerca, es simplemente maravilloso.

Mis plaquetas y hemoglobina siguen bajas, hoy es el día 10 desde mi ultima quimioterapia, y como mi médula esta algo lenta, aun no me recupero. Pero el Dr. Gomez nos dio luz verde para iniciar con el procedimiento del trasplante, GRACIAS A DIOS!!
Pensé que me pondría muy nerviosa, pero para nada fue así, estoy emocionada y esperanzada, ya quiero empezar y terminar.

Mañana iniciamos con la etapa de acondicionamiento, que consiste en lo siguiente:
Estaré cinco días en quimioterapia (ambulatorios), en dos de ellos me darán a tomar 120 pastillas (quimioterapia oral), y en los otros tres, me darán quimioterapia intravenosa. Le llaman "barrido de quimioterapia", porque su función es terminar con todas mis células, buenas y malas. Esto es, para que no rechace las células madre que me donara mi hermana, y que no tenga la enfermedad del injerto.
Entonces, todas mis células buenas morirán, y es ahí cuando entra el papel de mi hermana, o mas bien, de las células madre de mi hermana, que vendrán a rescatarme de la muerte, por eso se le llama "segundo nacimiento".
La enfermedad del injerto, es cuando alguna de mis células que no pudo matar la quimioterapia, detecta las células de mi hermana como "extrañas" o sea, que no las reconoce, entonces, las células de mi hermana empiezan a atacar todo mi organismo. Es como una guerra dentro de mi cuerpo, pero esperamos que esto no suceda.

Mientras tanto, cuando yo este en quimioterapia, mi hermanita comenzara con varias aplicaciones de una vacuna que le ayudara a producir mayor cantidad de células madre. Mientras mis células mueren, las de ella se super reproducen.

Así que nuevamente les pido que nos tengan en sus oraciones, no solo a mi, sino a todos los que estamos pasando por este super procedimiento, muy en especial por Tamara, Fatima y Santiago. También por nuestros doctores, para que Dios les de la sabiduría para manejar nuestros casos, y que todo resulte exitoso.

Un millón de bendiciones!!!
 

El milagro esta por suceder

21.9.13

Prometi escribir mas seguido, pero de verdad por una u otra razon no se ha podido, todo ha pasado tan rapido..
Parece como si hubiera sido ayer cuando apenas viajaba hacia monterrey para hacerme mi PET CT de control, y ver que todo estaba en orden, que cumpliria un mes mas en remision, y que el cancer habia desaparecido de mi vida.. pero no fue ayer, ni hace un mes.. fue en el mes de junio. Parece que fue ayer cuando estaba por terminar mi semestre en el tecnologico con exito, lista para mis planes laborales en el verano, disfrutar de unas vacaciones con mi familia, y en si disfrutar de mis amigos, y de mi juventud que muchas veces he tenido que ponerle pausa, pues la enfermedad me ha obligado a madurar o quedarme en el tiempo mientras lucho por mi vida. Estaba lista para viajar con mis amigos a la playa, y continuar con el testimonio en donde fuera necesario. Pero mis planes no son los de Dios, conciente estuve de ello. Y pareciera imposible, pero El, en ese tiempo de remision, me estaba preparando para esta enorme batalla que ahora estoy enfrentando.

Jamas ha estado en mi mente ni en mi corazon la negatividad, ni tampoco he elevado mis pies a las nubes, siempre he estado consiente de lo que es la enfermedad, pero mi Fe tambien tiene una consiencia muy amplia, y tambien se que Dios le es siempre fiel a su palabra. Pero tu conoces tu cuerpo, mi Fe me ha permitido ver y sentir cosas que quiza no muchos pueden ver, no son presentimientos ni mucho menos, cuando te enamoras de Dios, te das cuenta que El te habla de inimaginables maneras.. Y he aprendido a escucharlo.

Y asi fue como Dios poco a poco fue hablandome, primero escuche mi cuerpo, tenia un extraño dolor en mis costillas y las sudoraciones habian regresado. No me alarme, simplemente espere.
Dias antes de mi PET CT de control, un gran instrumento de Dios me envio la siguiente cita biblica, la cual encontro cuando presisamente oraba por mi:


"Aunque ahora por un poco de tiempo, si es necesario,
tengáis que ser afligidos en diversas pruebas,
para que sometida a prueba vuestra fe,
mucho más preciosa que el oro,
el cual aunque perecedero se prueba con fuego,
sea hallada en alabanza,
gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo,
a quién amáis sin haberle visto, en quien creyendo,
aunque ahora no lo veáis,
os alegráis con gozo inefable y glorioso;
obteniendo el fin de vuestra fe,
que es la salvación de vuestras almas."
1ª Pedro 1:6 al 9 
Y asi fue como Dios me habia preparado, me dejo descansar durante 8 maravillosos meses, disfrute a mis amistades, a mi familia, poco a poco recuperaba mi condicion fisica, disfrute mi cuerpo sin malestares, descanse de la cama de hospital y del cansancio incontrolable, descanse de medicamentos, me dio tiempo para volver a lo que tanto amo, como es modelar y dar clases, trabajar en la agencia, salir en la noche sin preocupacion, me dio tiempo para terminar mi semestre y sentirme util y realizada, me dio tiempo de demostrarme a mi misma que todo se puede cuando se quiere, y justo al cierre de mis actividades, en plenas vacaciones, venia mi siguiente batalla.
Le lei el mensaje a mi mama, de mi ahora amiga, la cual no tengo el gusto de conocer, porque vive en un pais muy muy lejano al mio, pero es un gran instrumento de Dios, pues no es el primer mensaje que me manda. Y le dije con todo el dolor de mi corazon, algo grande va a suceder, pero Dios no nos va a dejar solos, y mi madre me creyo, en realidad no a mi, sino a lo que sentia en su corazon.
Cuando Dios me hizo esta promesa de amor, me dijo claramente "Y te voy a sanar, pero no me cuestiones cuando..". Ya seria mucho pedirle que me dijera hasta cuando acabaria esto. Ademas, encontre mi mision en la enfermedad y el sufrimiento, y he sido mas feliz que nunca. Incontables veces le he dicho a Dios que yo estaba dispuesta a todo, que estaba lista para las batallas que se me presentaran, porque no tenia miedo.. tal vez si, pero me acompañaba esa seguridad que El me habia dado de estar conmigo a donde quiera que yo fuera. Y entonces me deje guiar por ese camino que El me estaba señalando.

La siguiente parte de la historia ustedes ya la saben, el cancer habia vuelto, aparecio actividad en la zona de la pleura y tambien cerca del esofago. El cancer, siguio con su agresividad, ahora entiendo que el cancer ni siquiera es el malo, claro que causa mucho daño, y deseo con todo mi corazon que no exista nunca ni que nadie lo tenga. Pero entendi que el cancer es una celula, la cual vive, y esta luchando por vivir, lo comprendo y lo acepto.. Y tambien lo lamento, porque YO TAMBIEN QUIERO VIVIR, y no voy a permitir por nada del mundo que esto me haga caer, Dios esta haciendo el milagro, y es por eso que sigo de pie, pero tambien me toca a mi poner de mi parte. El cancer no me tiene a mi, yo lo tengo a el.
El Dr. Batista me programo dos ciclos mas de quimioterapia, en total 4, y lo siguiente seria el autotrasplante de medula osea. Soporte la primera, a pesar de que las dosis eran mas altas, el tratamiento era cada vez mas agresivo, y lo acepte. La segunda quimioterapia, no fue como yo deseaba, y tambien conocen esa historia, dure un mes en el hospital por intoxicacion por quimioterapia, y varios de mis organos dejaron de funcionar por unos dias. La conclusion de mi bello hematologo fue que mi medula ya no resistia mas la quimioterapia, ya habia pasado por muchos tratamientos, cirugias, radiaciones, quimioterapias. El tratamiento no pudo concluirse y me mando directamente a la Cd. de MTY para una valoracion para el trasplante, se supone que este estaba programado para Diciembre, pero mi cuerpo ya no podia esperar, no tenia tiempo para relajarme y dejar que el cancer avanzara en mi cuerpo. Dos semanas despues de salir del hospital, me encontraba en la Cd. de Monterrey, y no puedo negarles que tenia miedo, he escuchado infinidad de cosas sobre los trasplantes de medula osea. La camara de aislamiento, las infecciones, complicaciones y enfermedad del injerto (de las cuales les hablare en la proxima entrada). Pero mi mayor miedo era el tener que separarme de mi familia, de mis amigos.. a nadie le gustan las despedidas. Y aunque iba a una valoracion, el doctor segun lo que viera, decidiria si me quedaba ya en monterrey, si me dejaba descansar o si mi cuerpo podria resistir mas quimioterapia. Sin embargo, el Dr. Gomez Almaguer, mi ahora hematologo especializado en la investigacion y trasplantes, me dijo que no habia mucho tiempo para pensar, o para volver, y que en definitiva mas quimioterapia no funcionaria, pues mis celulas ya estaban programadas para eso, se estaban haciendo resistentes, y las celulas de cancer no morian en totalidad.

Yo iba con la idea de que me realizarian un autotrasplante, que en resumen es un procedimiento (NO UNA OPERACION) en el cual extraen mis celulas madres, las congelan, me dan una quimioterapia que resetea el resto de mis celulas, asi como el resto de las celulas con cancer, y despues por medio de una transfucion me vuelven a poner mis celulas, estas empiezan a reproducirse poco a poco. Los riesgos del trasplante o autotrasplante no son presisamente el que este en un quirofano, porque no es asi, es mas simple de lo que se piensa, pero tambien mas complicado de lo que incluso yo puedo llegar a entender. Como mis plaquetas, defensas y todas las celulas buenas se quedan en ceros, y las celulas madre tardan entre tres o cuatro semanas en reproducirse, dentro de ese tiempo, mi cuerpo esta en riesgo de contraer infecciones, que en personas con una salud normal, soportan incluso sin ir con algun medico, en este caso se complican esas infecciones, tu ciclo menstrual cambia, las hormonas cambian, todo cambia. Pero tambien hablare de esto en la proxima entrada.
El Dr. Gomez, nos dijo que no era conveniente que me realizara un autotrasplante, pues mis celulas ya conocian la enfermedad, y mi cuerpo ya estaba muy lastimado, y si lo realizaban habia mas riesgo de que la enfermedad volviera. Y entonces me dijo que antes de hacer todo el procedimiento, tenia que someterme a varios estudios. Tambien me dio dos opciones de hospital; uno carisimo, donde mi mama queria que estuviera, pues pensabamos que ahi era lo mejor, pero el Dr me dijo que ahi el trasplante era en una burbuja de aislamiento, donde nadie puede entrar ni estar contigo, no hay contacto de nada, y asi tienes que estar aproximadamente durante un mes, cosa a la que le tenia mucho miedo, pero de la cual ya estaba consiente. Y la otra opcion era en el Hospital Universitario, en donde tiene a su equipo de trabajo, un laboratorio de investigacion hematologica y de super plus: el trasplante era ambulatorio. Si, ambulatorio. O sea, que no me internarian ni tendria que estar totalmente aislada, podria irme a mi casa (en este caso rentar un departamento aqui), pero si existia alguna complicacion, tendrian que internarme. Siempre bajo la condicion de que tengo que ir a consulta y estudios todos los dias al hospital. Esto esta basado en una investigacion, donde se concluyo que los pacientes se recuperan mas pronto en casa, que en un hospital. Ademas de que a la mayoria de los hospitales les conviene que los pacientes duren semanas enteras ahi, desgraciadamente, por interes monetario.. Un trasplante puede llegar a costar mas de 500mil pesos, eso si no hay complicaciones. Es triste.. pero es la realidad para muchos enfermos.



Ya se han de imaginar cual fue mi decision, trasplante ambulatorio. LISTO. Mi segundo hogar es mi hospital de Chihuahua, el hospital Cima, donde nos conocemos, hemos compartido miles de cosas. Pero, un hospital nuevo es una cosa muy distinta..
Mi mayor miedo en los estudios, siempre ha sido el aspirado de medula y la punsion lumbar, porque nunca me los han realizado consiente, entonces mi mente no sabia que se sentia. Desgraciadamente fue lo primero que me hicieron, y afortunadamente los resultados fueron toda una bendicion; no habia actividad de cancer en mi medula, ni en mi cerebro. Asi que tambien podia tomar la opcion del autotrasplante. Sin embargo, el doctor siguio prefiriendo que fuera un trasplante de un donador, en este caso mis hermanas. Ya que en Mexico no existe la cultura de la donacion de medula osea ni de cordon umbilical. Y el doctor no se arriesgaba a que fuera de un donador no emparentado, entonces mis hermanas se hicieron los estudios de compatiblidad HLA, y esperamos por algunos dias en lo que estaban. Por mientras, me dieron dos quimioterapias que mi cuerpo conocia super bien, ambas fueron ambulatorias, y fueron para proteger mi cerebro y medula osea. Mis plaquetas bajaron.. pero oh novedad!!!! Bajaron hasta 14 mil, y en Chihuahua yo ya deberia de estar internada y con transfucion de plaquetas. Pero aqui no, porque lo que menos quieren es contaminar tu organismo de celulas de otras personas, aqui te transfunden ambulatoriamente por debajo de las 10mil, y como una vez les dije, una persona sana debe de tener entre 150mil y 450mil. Asi que solo me mandaron a descansar. Gracias a Dios he ido subiendo, y no ha sido necesaria la transfucion.

El viernes llegaron finalmente los estudios de compatibilidad de mis hermanas. Dentro de las estadisticas; hay mas probabilidad de que un donador emparentado sea compatible que un donador no emparentado. Asi que totalmente descartado el donador no emparentado. Pero de esas probabilidades, solo habia el 25% de que una de mis dos hermanas fuera compatible, y todavia se tendria que analizar cual era el porcentaje de compatiblidad, el Dr Gomez requeria que fuera un super porcentaje, un 100% compatible, sino no procederia a mi trasplante, tendria que ser un autotrasplante. Y bueno, yo muy confiada en Dios, sabia que cualquier cosa que sucediera, seria buena y a mi favor.

Algunos ya leyeron esto en mi facebook, pero quiero compartirlo con quienes no lo han leido, y es que aun no cabe en mi toda esta emocion.
Dentro de estas dos semanas que he estado aqui, la doctora que tiene mi caso, me dejo irme el fin de semana pasado a Chihuahua, en lo que estaban los resultados de compatibilidad. Sorprendimos a mi familia, disfrute con todo mi corazon esos tres dias, mi casa, mi cama, MI HOGAR. Mis amigos me sorprendieron con pastel, y me sacaron esa sonrisa que tanto necesitaba.

Un dia antes de partir de nuevo a Monterrey, estaba acostada en la cama de mis papas, con mi hermana la menor, Karelly. Hablabamos sobre el trasplante, y el tema de la compatibilidad, y una vez mas le deje muy en claro que era su cuerpo, y que ella decidia en el, asi como a mi otra hermana, si alguna de ellas resultaba compatible, y simplemente no queria donar, yo lo entenderia. Pues a mi nadie me ha preguntado si quiero o no quiero hacerme todos estos procedimientos, ademas el corazon se me partia de solo pensar que tienen que compartir conmigo este mundo de hospitales, agujas, enfermeras.. Yo ya estoy acostumbrada, es mi lucha todos los dias, pero ellas.. simplemente no tienen por que lidiar con esto, son unas niñas sanas y fuertes. Pero tambien, en el fondo de mi corazon, sabia que ninguna de ellas diria que no, pues antes de saber que tendria que someterme a dicho trasplante, bromeabamos con la idea de que si necesitara algun dia un trasplante, ¿quien me donaria?, y ellas se peleaban por ser la donante. Incluso le prometi a la mas chiquita (de broma.. jajaja) que si me donaba la llevaria a disneyland cuando tuviera dinero.. ajaaaaaaa.
Entonces, aquel dia, hablando sobre este tema, me sonrio y me dijo que ella sabia que seria la compatible, me rei, pero despues vi la seguridad en sus ojos, y despues bajo la mirada y me quizo cambiar de tema. Y volvi a el, le pregunte ¿Como estaba tan segura de eso? y me respondio: Dios me lo dijo, y se rio. Me dijo, obviamente no como a ti, pero yo lo siento en mi corazon. Y entonces le explique, que Dios se comunicaba con nosotras de mil y un maneras, y que si ella sentia en su corazon a Dios, y tenia Fe en ello, entonces era verdad.. Y me sonrio, y le pregunte que como era que ella sentia eso en su corazon, tiene 12 años, como puede hablar tan maduramente en su Fe, y ponerme un ejemplo, incluso a mi misma. Y despúes de rogarle por minutos enteros, me confeso que unos años atras, antes de que me diagnosticaran, ella se sentia muy sola y no sabia porque estaba en este mundo, ella queria conocer su mision y no sabia cual era. Y entonces, decidio hacer una lista de cosas que tenia que hacer para sentirse util, con una mision y un por que de su nacimiento. No me conto todas las cosas que habia en esa lista, pero me dijo que la ultima era la que mas deseaba, pero la mas dificil de realizar. Esa cosa dificil, era SALVAR UNA VIDA Y CUIDARLA.
Al escuchar estas palabras, de mi hermana menor, a la cual tu tienes que proteger porque ese es tu papel como hermana mayor, me estaba dando una gran leccion. Ella sentia que este era el llamado de Dios, y entonces todo tenia sentido.. un sentido extraordinario.
El resultado de compatibilidad, fue nada mas ni nada menos; mi hermana la mas chiquita, la que tenia esa semilla de FE brotando en su corazon, la que sentia a Dios en su vida, y la que deseaba con toda su alma tener y realizar una mision de Dios, era TOTALMENTE COMPATIBLE. TOTALMENTE IDENTICA A MI. UN 100%. Y entonces esto confirmo lo que todos en nuestro corazon sabiamos, DIOS HARA EL MILAGRO, Y LO ESTA HACIENDO.

Y el miedo desaparecio de mi vida, mis ataduras tambien, todo se lo entregue a Dios, absolutamente todo. Todo tenia sentido en mi vida, mi dolor estaba siendo recompenzado, no por el hecho de que mi hermanita seria mi heroina, y salvaria mi vida, y yo podria continuar aqui. No, no solo fue eso. Mi familia tambien comenzaba a creer ciegamente en Dios, y nos dejamos guiar por El. Bendigo el dia en que me diagnosticaron, bendito sea el dia en que cambio mi vida de esta manera, porque la he llorado, la he sufrido, me he lamentado muchas veces, me he cansado e incluso algunas veces he renegado, madure sin quererlo, creci sin pedirlo, mi cuerpo cambio, mi mente cambio, mis prioridades cambiaron sin querer hacerlo, deje de ser independiente, o mas bien nunca lo fui, son independiente en otro sentido, pero en mi vida no cabe lugar para las cosas superficiales y vanales, y aunque soy humana y caigo; mi felicidad se basa en muchas otras cosas, deje de hacer planes que solo me benifeciarian a mi, y comence a ser planes con la gente que amo e incluso con la gente que no conozco, pero que nos une el amor de Dios, y no puedo negarles que me ha costado, me ha costado mucho, es una lucha diaria, no solo fisicamente.. tambien es emocional, muchas cosas que deseo hacer, no puedo, porque los planes de Dios son diferentes, sin embargo cuando me dejo guiar por sus planes, y comparo con los que yo tenia, digo, bendito sea el dia en que me diagnosticaron!!! Porque esto me hace feliz. Y la felicidad se disfruta incluso en el sufrimiento, incluso en la enfermedad. Bendito sea el dia en que Dios entro en mi corazon y lo lleno de amor, y me dejo ver tantas cosas que no veia. Bendito sea el dia en que me quito esa gran venda de los ojos que no me dejaba ver cada una de las bendiciones que tenia en mi vida. Bendito sea el dia en que me deje llevar entre sus brazos y acepte su voluntad aunque me doliera, porque despues de la tribulacion, deja de doler y se queda como una gran y maravillosa experiencia. Cada paso que doy, aunque duele, me hace crecer en Fe y amor. Bendito sea el dia en que me hizo darme cuenta de mis verdaderas amistades, y me ayudo a valorarlas, a disfrutarlas y a seguir cosechando esa semilla de una maravillosa amistad. Bendito sea el dia en que mi primer tratamiento fue erroneo, y aunque me dolio enterarme por segunda vez que tenia cancer, sin ese momento, yo no hubiera aprendido tanto. Bendito sea el dia en que mis estudios, con todo el dolor de mi corazon, se pararon, pues Dios me mando a una escuela diferente, una escuela llena de amor, de esperanza, de ilusiones, de grandes lecciones y duras pruebas, donde la recompenza seria todo el amor. Bendito sea el dia en que tuve que alejarme de las grandes pasarelas, de una de mis mayores pasiones, la cual yo estaba aferrada porque creia que no era buena en algo mas, y entonces le puso pausa a esa pasion, y me mostro otras cosas, que despues se convirtieron en mis mayores pasiones, como el poder misionar y llevar la palabra de Dios, o el poder escribir todo esto, de lo cual no me considero buena, pero escribo con el corazon, y amo hacerlo. Me mostro mil y un maneras de llevar el testimonio que me encomendo cuando me hizo la promesa, lo he hecho humildemente, pero se convirtio en una de mis mayores pasiones, pues yo me llevo mas de las personas que me escuchan, que ellos de mi, y cuando hablo.. no hablo yo, habla Dios.

Bendito sean los dias antes del cancer, en los que me senti sola, porque despues, cuando acepte su voluntad, Dios me mostro todo el amor del mundo a travez de ustedes.

Pd. GRACIAS!!! Se que esta entrada ha sido el extremo de larga, pero tenia que compartir con ustedes todo esto.
PD2. Gracias por orar por nosotros, el milagro esta por suceder. Y ustedes han sido instrumento para que se haga posible lo imposible.
PD3. Mi mama y hermanas vinieron este fin de semana a pasarla con mi papa y conmigo. Y mi hermanita karelly se quedara aqui durante una semana, en lo que nos preparan para el trasplante. Confiamos en Dios, que pase lo que tenga que pasar.
PD4. Perdon por mi falta de ortografia, de verdad perdon, escribi con toda la emocion del mundo, y en estos momentos ya me encuentro algo cansada jaja.. y se que entenderan.

Besos de una pelona que los ama,
 

Recuerdos y bendiciones

2.9.13

Me hubiera gustado escribirles desde el Domingo, pero no me fue posible, no sé si les comente que quebré la pantalla de mi laptop.. Y solo me queda la de escritorio, y como me he sentido tan cansada, lo he dejado para después, y ese después se prolongó hasta hoy.

En la entrada pasada les comente que muchas personas estaban organizando un concierto de alabanza y adoración, llamado nada más y nada menos que: "TENGO CÁNCER Y SIGO BRILLANDO", como les explique, todo lo recaudado seria para mí, pero el punto no era ese, ni era yo, el centro de atención, así como el centro de mi vida, fue, es y seguirá siendo DIOS. Y todo estuvo planeado así, ni siquiera lo planee yo, ni enterada estaba de cómo iban, ya que yo estuve en el hospital durante todas esas semanas de ensayos, planificación y demás.
El concierto fue este viernes, y el jueves llego el insomnio a mí, esta vez no por estar pensando en mi tratamiento, o por quimioterapia, o por el mismo cáncer, esta vez fue porque estaba tan emocionada. Estaba segura que ahí me desahogaría de todo eso que traía y guarde en el hospital, y que no quise sacar por miedo de herir y echar "cargas" a las personas que amo.

Ni siquiera tengo palabras para describir lo que sentí en cuanto llegue al templo, aún faltaban 30 minutos para comenzar, y el templo que es para 2000 personas, ya se estaba llenando y en la placita del templo ya estaban los puestos de comida instalados, todos mis amigos y familiares, personas hermosas que sin conocerme hicieron donativos y también estuvieron de voluntarios. Uniformados, unos con una playera hermosa, con el listón del cáncer rosa, y el lema que ha identificado mi lucha y la de muchos más: "Tengo cáncer y sigo brillando", otros, con una playera negra que decía: "Dios hará el milagro". Desde ese momento sentí esas inmensas ganas de llorar, pero no de miedo ni de angustia, sino de amor, de tanto amor que estaba entrando en mi corazón, y entonces recordé cada noche en el hospital, cada vez que decía "hoy es un día menos", cada que me despertaba la química de laboratorio para sacarme sangre, cada que mi mama se iba del hospital a las 6am para irse a casa a bañar y llegar a trabajar, cada que mi papa llegaba con una cara de angustia por las mañanas y me preguntaba con todo el amor del mundo ¿Cómo te sientes chiquita?. Recordé cada vez que llegaba otra nutrióloga (porque mi nutrí karlita estaba de viaje), y me preguntaba ¿Cómo te sientes hoy?, y por dentro tenía ganas de decirle - ya sáquenme de aquí, y después el ¿Qué quieres de comer?, cuando yo ya no quería nada, recuerdo las vacunas dolorosas que dejaron moretones en mis brazos, las noches que mi mama y yo no dormimos porque me daban tantos medicamentos, más el diurético, y las horribles fiebres acompañadas de temblores que me dejaban agotada, recordé el ardor en mis ojos y el no tener ganas ni de leer, recordé que llore mucho, por todo y por nada, recordé aquellos días en que la fiebre fue tanta que me tuvieron que meter a bañar cinco veces en un mismo día, y mis temblores nada ni nadie los paraba, y yo solo decía "Dios mío, Dios mío", recordé las veces que dije el credo en voz alta, y me tranquilizaba, recuerdo cada vez que llegaba mi mama del trabajo directo al hospital, con su cara cansada, cada día más delgada, cada día más preocupada, y más preocupada aun por mi estado de ánimo, sin embargo el amor de madre, así como el amor de la Virgen María, lo puede todo, no recuerdo que me decía, pero me calmaba, nunca me dejo que me quejara, pero si me dejaba llorar, recuerdo que había días en que no hablaba nada, y había otros en que veía un poco más de cerca el final para salir del hospital, y solo hablaba de Dios, y bendecía el día en que me diagnosticaron con cáncer.. Otros días, simplemente quería recuperar mi vida, pero mi vida ya no es mía, es de Dios, y de nuevo volvía a mi habito de hablar en voz alta con él, lo suficiente como para que yo me escuchara y como para que nadie más me oyera. Recuerdo que al anochecer, mi papa se despedía, otro día menos, mañana será un día mejor, y se iba con esa misma cara de angustia, dolor e impotencia. Recuerdo a mis hermanas entrar por mi habitación, me hubiera gustado tener un espejo en el techo para saber exactamente como me veía, pero por su carita, creo que no me veía tan bien, así que yo solo intentaba sonreír para que no se preocuparan tanto, recuerdo que mi hermana (la de en medio), el día que entro a clases, fue a cuidarme en la mañana, y antes de irse apresuradamente a la escuela, me dio un beso en la frente y me dijo "la promesa está hecha", se fue, y recuerdo que no pude evitar llorar, y aun cuando llego mi mama del trabajo, y me ayudo a bañarme, le conté y seguía llorando, yo me estaba rindiendo y ellas no, ellas creen en mí, mi familia cree en mí, ustedes creen en mí, incluso Dios cree en mi para soportar esto. Y de un día para otro las cosas empezaron a mejorar, hasta que pasaron esas tres pesadas semanas y salí del hospital.

Todos estos recuerdos me pasaron por la mente y salieron poco a poco de mi corazón, para convertirlos en una real y verdadera enseñanza, que me ha dejado tanto, que me costó demasiado, y que dejo una cicatriz, además de la exterior, también en el corazón, pero no me malinterpreten, amo cada una de mis cicatrices, internas y externas, las amo, las abrazo, las cuido y las porto con orgullo. Están ahí para no olvidar nada, y ahí las quiero dejar, y si las tocas, ya no duelen, me dan cosquillas, me provoca sonreír, porque ni en mis mayores sueños imagine que aguantaría tanto, sin embargo es obvio que no soy yo, es Dios.


Y entonces comenzó todo, todas las personas que estuvieron orando, organizando, planeando, coros, y tanta y tanta gente iluminada por el espíritu santo, y fue así como pude sacar todo, y cada canto, era un nuevo respiro para mi alma, primero fue de desahogo, después de reconciliación y al final de agradecimiento, y no solo yo lo sentí, también mi familia. Y estoy tan agradecida por tanto amor, primero, el amor que Dios me tiene y que la mayor parte del tiempo cuestiono, al menos así fue esta ultima vez, primero me enseña y después me premia y me muestra todo su poder, todo su resplandor, y no le basta mostrármelo a solas, me lo muestra en tantas personas: instrumentos de Dios, estamos aquí por y para El.

Me gustaría contarles todo con lujo de detalles, pero esos momentos los sentí tan míos, como creo que la gente que nos acompañó, los sintió tan suyos, fue un reencuentro con Dios, fue un "Señor en ti confió, no importa lo que venga". A la mitad del concierto, el Santísimo hizo acto de presencia, y eso lo hizo PERFECTO, todas las personas que estuvieron presentes hicieron oración por mí y por mi familia, y ha sido uno de los encuentros más bellos, sobre todo porque fue con mi familia, por fin se me hizo que mi familia entendiera que el cáncer, aunque pasemos por momentos duros como este último mes, ha sido una bendición!! Se dieron cuenta que tenemos una misión, y no solo es mía, es de ellos, y sin darse cuenta también la estaban cumpliendo, porque cada locura que se me ocurría en sueños y creía que servía para que la gente conociera a Dios, la planeaba y me apoyaban, pero ahora también son conscientes de lo mucho que le debemos a Dios, de lo mucho que nos ama, y de que nunca nos va a dejar.
La promesa está hecha. Y yo estoy lista para lo que venga, porque mis fuerzas han sido renovadas, mi Fe es más fuerte que nunca, y mi corazón; además de estar lleno de Dios y de su palabra, está lleno del amor que ustedes me tienen.


Por ultimo, quiero agradecer a absolutamente TODOS los que nos estuvieron apoyando con esta hermosa actividad, fue tanta y tanta gente, que si llegara a mencionarlos, se que alguno se me escaparia, y no quiero que pase eso, sin embargo, ustedes saben quienes fueron. Gracias por tanto y por todo.

Tambien quiero aprovechar para agradecer a estos maravillosos y profesionales estilistas, que han organizado DOS MARATONES de cortes y tratamientos a beneficio mio, gracias por tanto, que Dios les de mucho mas!!!!

Sé que seguimos contando con sus oraciones, el viernes me dirijo hacia Monterrey, la ciudad donde me realizaran el autotransplante, y aunque voy a una valoración, no sabemos con exactitud que vaya a suceder, todo está en manos de Dios, y también de lo que crea adecuado mi nuevo Doctor especializado en trasplantes. Quizá me quede ahí, y me realicen a la de ya el autotransplante, tal vez no, tal vez mi cuerpo si aguante otra quimioterapia más, tal vez me diga que no tengo que hacerme nada y me deje para siempre... Jajaja, bueno no, sabemos que este día llegaría, llego más pronto de lo que imaginamos, pero una amiga, que ahorita precisamente esta en su autotransplante en Mty, me dijo "tienes que pensar que ya es el final, si Dios quiere", WOOOOW, el final. El final y el comienzo, y aunque este mes me encanta porque mi abue, mi mama, mi prima, mi hermana y yo cumplimos años, tal vez tenga que sacrificar esto, por muchos septiembres más, pero esta vez SANA, en remisión total, si Dios así lo quiere.

Pd. Me gusta mucho leer sus comentarios!!! Y sus correos!!! Ya los estoy respondiendo, me atrase poquito por lo del hospital y la computadora, pero ya está solucionado :) Espero seguir recibiendo sus comentarios, consejos, testimonios y muchas buenas vibras.

Pd2. Se me ocurrió algo hace una semana, otra de esas locuras que piensas y planeas por la noche, y se la conté a mi mama, y me puso cara de estas loca, pero me seguirá la corriente.. Como siempre jajaja. Quiero grabar lo que voy a vivir durante el mes que este en mi autotransplante, desde el raspado de médula (obvio no les enseñare la aguja ni nada de eso) jajá, hasta el aislamiento, y al finalizar, cuando me den el alta y vuelva a casa!!!!!! Me pareció una buena idea porque he estado como loca buscando testimonios sobre el autotransplante, desgraciadamente no encontré mucho, solo hay datos clínicos, estadísticas y porcentajes que no me interesan, porque Dios es el que tiene la última palabra, yo lo que quería saber era el sentir de los pacientes, de la familia, de cómo es un autotransplante y como se vive. Y además, un día quiero enseñárselo a mis hijos, claro, cuando tengan edad, y de vieja poder mirarlo y decir, WOW, por la gracia de Dios estoy aquí. Y claro, también mostrárselos a ustedes, que son parte de esta lucha, sin embargo me gustaría saber su opinión (???) Háganmela saber por favoooooor!!! Y no me digan que estoy loca como mi mama jajaja

Pd3. Como les comente en la entrada pasada, no recuerdo algunas cosas que vivi durante las semanas que estuve en el hospital, debido a muchas cosas, mi higado, los medicamentos, la mielosis y demas, asi que como no estoy estudiando, necesito ejercitar la memoria, y me gustaria que me recomendaran muchos libros para leer, ya que el tiempo me sobra!!!! Se los agradeceria muchooooo


Pd3. Los quiero muchísimo!!!! Dios bendiga su vida siempre!!!! <3

Casi el mes en el hospital

25.8.13

SE ME BORRO TODO LO QUE HABÍA ESCRITO!!! :( ASÍ QUE INTENTARE RECORDAR QUE HABÍA ESCRITO.

Fueron días fríos y duros, los más duros a los que hasta ahorita me he enfrentado, y mi familia también. Dure 3 semanas en el hospital.. Casi el mes. La pasamos muy mal, por algunos días nadie sabía que tenía, así que fueron muchos estudios y laboratorios, y todo salía mal. Me apena decirlo, pero por primera vez quería darme por vencida, quería dejarlo todo así, quería tomar una pastilla y despertar hasta que todo estuviera bien, hasta que mi vida fuera normal, hasta que no recordara nada del cáncer. Como dije me apena decirlo, tan triste que ni ganas tenia de comer, ni de ver la tele, ni de recibir visitas, ni de bañarme, ni de nada, mis padres se angustiaron, sus problemas económicos, de trabajo, emocionales e incluso el simple hecho de que no estaban durmiendo juntos porque mi mama dormía conmigo; y todavía los míos, no era justo. Sin embargo, mi mama un día me dijo que para eso fueron padres, que no sabía de qué manera, pero que Dios escuchaba sus oraciones, y les daba fortaleza y paz, y que para eso ella era mi madre, mi lugar para desahogarme era con ellos. Porque también sufren por verme en ese estado.

Ha sido difícil para todos, nadie ha tenido tiempo de desahogarse con nadie, ni de pensar en otra cosa más que en mi salud, aunque en este camino vamos con Fe, el miedo no se va del todo. Tenemos nuestras esperanzas puestas en El, pero a veces las cosas no suceden como queremos y no logramos entenderlo.

Intentare resumirles lo que ha sucedido durante el hospital:
Estuve seis días bajo quimioterapia, sabía que mi cáncer es agresivo, pero nunca imagine que tanto, y que por lo tanto subirían por mucho las dosis de quimioterapia que tanto odio y que tanto conozco. Los seis días estuve sin comer bocado alguno, solo agua de Jamaica por lo fresco que la sentía.

Mi Dr. ya sabía del tratamiento pesado, así que me programo para el jueves internarme por baja de plaquetas y la odiosa hemoglobina. Y ahora a conseguir donadores. Total que no creí que fuera para tanto, ore y ore para que no fuera así, pero El, a su hermosa manera me respondía y me preparaba para lo que venía, sin embargo estaba cerrada a esa idea, y olvide mi misión en esta vida, además de dar testimonio de Fe, Esperanza y Amor. Yo tenía que estar preparada para lo que venía, y Él tenía la obligación como Padre que es para prepárame, pero omití eso. Así que Alejandrita, o mejor conocida como KARLITA, estuvo desde las 8am en urgencias por baja de plaquetas, traía 10mil, de un rango de 150mil a 450mil, se puede vivir con eso, pero desgraciadamente los efectos de mi quimioterapia aún estaban en mi cuerpo, hasta bajar a 3mil. Como dije, a buscar donadores, y aunque no fue doy ademas, que cumpla con los requisitos, además de que no toda la gente se presta a eso, por miedo, o que se yo. No recuerdo cuantas unidades fueron, pero si recuerdo que fueron muchas. Nunca me habían puesto tantas.

Estuve en hospital 11 días, también sin probar bocado alguno, porque mi cuerpo aún se encontraba bajo efectos secundarios de la quimioterapia, así que todo me daba náuseas y vomitaba.
Por fin me dieron el alta. Creyendo que no volvería al hospital hasta 3 semanas después para descansar, pero no fue así. El gusto me duro 1 día y medio, 1 día y medio con fiebre, débil, y dormida, sobre todo sin poder abrir los ojos, el sábado cuando estaba dormida, mi hermana creyó que me estaba recuperando de las desveladas, así que no quiso molestarme y me dejo descansar. Hasta que mi mama llego a las 03.30pm, después del trabajo, y me encontró ida, con los ojos amarillos, sudando y ardiendo en fiebre, sobre todo muy débil. Hice mi berrinche, porque no quería pasar un día más en el hospital, al menos no tan pronto. Pero el instinto de Madre sabía que algo andaba mal, y no sé cómo le hizo, pero llegue hasta el hospital, al área de urgencias y con pijama.

Ardía en fiebre, los temblores no me dejaban en paz, además de que me desgastan mucho la espalda y mis piernas, y agregándole el dolor de cabeza.
El catéter estaba infectado, cosa que no sabíamos, y me conectaron al porth a cat para el medicamento para la fiebre, sin embargo no cedía y no cedía, hasta que me hicieron muchos estudios, sin embargo, en la tomografía, quisieron conectarme el porth a cat para pasarme el contraste, pero no sabían que mi catéter es pequeño (aunque no lo parezca), entonces salto el contraste. Sin embargo, el Dr. pudo ver las imágenes, y arrojaron que mi hígado dejo de funcionar, y cada vez retenía más agua y agua y agua, por lo mismo, mi cuerpo se comportó como una especie de cirrosis, porque la quimio fue tan fuerte que me intoxique.

Además de una pequeña neumonía en el pulmón izquierdo, derrame pleural, que por cierto, me dijeron que con eso no corría peligro.
Un catéter infectado, aunque no lo sabíamos.
Mi medula floja para trabajar por la intoxicación y por todo lo que le han hecho.
Un coagulo cerca del corazón o algo así, no recuerdo bien.

Y para terminar, yo subiendo kilos y más kilos, por retención delinquidos, tanto así que me dolían las piernas para caminar, batallaba para respirar, y ahora el resultado es que mis piernas quedaron flacas por unas mallas para cirugía jojana. Es lo de menos

Así pasaron varios días de incertidumbre, hasta que un angiólogo, decidió quitarme el porth a cat, para verificar que estaba infectado, fue una pequeña y rápida cirugía, aunque siempre exista el miedo. Pero no dolió nada gracias a Dios, hasta el día siguiente, y hace unos días, fui a quitarme los puntos, y me hicieron una sonografia en el cuello para verificar mis venas y donde me colocarían el siguiente porth a cat, y gracias a Dios, si tengo espacio y venas fuertes y sanas para eso. MI CUERPO; A SU MODO Y A SU TIEMPO SIGUE HACIENDO SU TRABAJO!!



Los trece días que pase en el hospital, aunque sin comprenderlo, sabía que Dios quería que aprendiera algo, y ahora es que lo entiendo, en realidad quería recordármelo. RECORDADO Y COMPRENDIDO, Y LISTO PARA COMPARTIR.

A pesar del miedo y la desesperación que sufrimos toda mi familia y yo, logramos superar los 13 días, que sin duda alguna, sin Dios y ustedes y cada una de sus oraciones no hubiera sido posible. ASI QUE, GRACIAS!!!

Dios me ayudo a comprender tantas cosas, sobre todo a entender la misión de mi familia y la mía. Creo que con preparación, amor, fe y esperanza, lograremos ser una familia misionera. Creo que Dios nos está llevando por ese camino, y yo también lo creo. Y le doy las gracias, porque a pesar del dolor y la angustia, mi familia se ha unido en CRISTO, perdimos mucho tiempo para conocerlo, quizá estuvimos cegados, o creímos que teníamos mejores cosas que hacer, o el típico no nos alcanza el tiempo. Sin embargo estos dos años viviendo con cáncer, nos han ayudado a conocerlo, a creer y confiar en su palabra, y también el poder transmitir este sentimiento de amor no solo a las personas que conocemos, sino a toda persona que se cruce en nuestras vidas. Dios nos guie y no nos suelte de su camino.

También vi en redes sociales que todos se quejan de todos, incluso de sí mismos, que si no sé a dónde ir, que si no tengo amigos, que si el amor, que si tengo problemas con mi familia, y perdón por la palabra, pero por cosas tan sencillas, como el hecho de no dejarlos ir a algún lado, que si mi novio, que si la escuela; sé que me escucho como mama, pero no imaginan, cuanto anhelo volver a mi escuela, a mis amigas, sentir ese estrés, de verdad lo extraño tanto, y no me gustaría que pasaran por algo difícil, o algo como lo que me esté pasando para que lo extrañen. Es increíble como no aprovechamos las oportunidades que Dios nos va presentando en nuestras vidas, él quiere entrar en nuestro corazón, pero lo cerramos, y por lo tanto le cerramos la puerta al amor y a todas las cosas buenas y bendiciones, incluso creo que nos cerramos a nosotros mismos, somos una juventud, incluso los adultos, que estamos cerrados a todos, somos una sociedad que ya no cree en los milagros, que no cree en nada, son simplemente incrédulos. Nadie observa y agradece las cosas que hay a nuestro al rededor, es muy poca la gente que lo hace, pero más poca es la gente que le agradece a Dios, porque les recuerdo, todas las cosas buenas VIENEN DE EL. De quien más nos ama. Pero no, ahí vamos por la vida, quejándonos de todo y de todos, por tantas razones, y sé que dolor es dolor, pero que no el mayor dolor lo tuvo Jesús en la cruz por nosotros?. Ya nadie le entrega su cruz a Dios, o más bien su dolor, el hecho de ofrecer tu dolor te da paz, el ofrecerle tu cruz a Dios por la humanidad, TE DARA BENDICIONES.

Somos una juventud, que buscamos el amor en alguna pareja, y ¿El amor propio, donde queda?, es cierto que primero hay que amarse para poder amar a alguien más, es una prioridad, una filosofía de vida, yo quiero llenarme de Dios, porque Él es amor, y también quiero que ustedes lo tengan, antes de que puedan ofrecer ese amor en comunión con Dios y su pareja,
En fin, creo que en resumen, todo se trata de valorar lo que tenemos.

Ni si quiera imaginan mi cara cuando salí del hospital en silla de ruedas, el sentir el calor de mi hermoso chihuahua (y del cual tanto se quejan), el sentir el aire caliente en mi cara después de casi un mes de encierro. A pesar de mi enfermedad soy feliz, con dolor y todo, disfruto mi vida a cada momento, y creo que si vivo al máximo, aunque soy miedosa, vivo al límite, porque vivo con una enfermedad, sin embargo, Dios y yo no dejamos que esto me limite, aun me creo capaz de tantas cosas, tengo sueños e ilusiones, que sé que algún día Dios me permitirá cumplirlas, pero primero mi deber y mi prioridad es Dios, mi misión, aprender y prepararme.}

Llegue a mi casa como a las 2pm, feliz y cansada, pero más feliz, llegue a recostarme en mi sillón favorito (perdón madrecita), y volví a sentir mi cama, tuvimos que bajarla porque cuando llegue aun mis piernas estaban muy hinchadas y tenía miedo de caerme, sin embargo mañana subirán mi cama e intentare subir las escaleras. Y es que a pesar del dolor y la desesperación de estar encerrada, cada día mejoro más, y eso me hace muy feliz.

Por ultimo; perdón no quería hacer tan larga la entrada, pero quería contarles todo. Y hasta esta hora voy a dormir para poder publicarla jajá.

Pd1. Darles las gracias: A TODOS Y CADA UNO DE MI FAMILIA Y MI SEGUNDO HOGAR: HOSPITAL CIMA, EL LUGAR DONDE OCURREN MILAGROS, NACIMIENTOS Y BENDICIONES, APRENDES DE TANTO Y DE TODOS, APREENDES A ABRIR TU CORAZON, Y TAMBIEN A LLORAR. GRACIAS STAFF, ENFERMEROS, CAMILLEROS, MEDICOS INTERNOS, RESIDENTES, MIS DOCTORES, MANTENIMIENTO, MI NUTRIOLOGA, Y LOS QUE ME SUBEN LA COMIDA JAJA, GRACIAS POR SU INFINITO AMOR, MUESTRAS DE CARIÑO, PACIENCIA Y APOYO EMOCIONAL A MI Y A MI FAMILIA, SOBRE TODO GRACIAS POR AGUANTAR A ESTA NECIA E INESTABLE EMOCIONAL JAJA. LOS QUEREMOS MUCHO, INCLUSO LOS AMAMOS EN CRISTO. DIOS LOS BENDIGA SIEMPRE Y LES DE MUCHO MAS, ESTAN EN NUESTROS CORAZONES PARA SIEMPRE.

PD2. Gracias a todos los que estuvieron orando por mí, incluso sin conocerme, Dios escucho sus suplicas, y ahora me encuentro recuperándome, es un placer saber que hay gente que ora, que quiere a desconocidos y tiene misericordia de ellos y de su familia, gracias a las personas que estuvieron al pendiente de mi de una u otra manera, perdón si no respondí nada, o tarde mucho en reportarme, pero sé que comprenderán que me sentía muy mal, no solo anímicamente, sino emocionalmente.

PD3.Mucha gente sin conocerme, y otros amigos y familiares han realizado eventos para recaudar fondos para mi auto trasplante, y también para mi estancia y la de mi familia, y el viaje, y demás cosas que se presentaran, aún no sabemos cuánto es del trasplante, lo que sí sabemos es que es un costo alto, así que humildemente solicitamos su ayuda, esta vez es un concierto organizado por mucha gente hermosa y buena, que aun sin conocerme le está poniendo todo su amor y esfuerzo, además de algunos amigos; es un concierto católico de alabanza y adoración, el lema es: tengo cáncer y sigo brillando :). Les anexo los datos abajito, y si pueden y gusta hacer un donativo también viene la cuenta de mi mama. De parte de mi familia y del staff, GRACIAS POR SU APOYO.


Gracias también a los organizadores de los otros eventos. DIOS SE LOS PAGUE Y LES DE MUCHO MAS!!!
Por último, (lo prometo):
Por favor hay que hacer cadena de oración, por sus peticiones, pero ojala pudieran orar también por las mías:
Por el auto trasplante de Tamara, otra compañera que lucha contra el mismo cáncer que yo, y que ya se encuentra en ;Monterrey. Te queremos y estamos contigo.
Por Héctor Valenzuela, quien también es mi compañero de batallas, por su pronta recuperación y sanidad, por su familia-
Por abby, mi primer compañera de batallas, que en paz descanse, para que Dios le de paz a su familia.
Por Egipto, la guerra y sus heridos, y por nuestros hermanos en cristo, para que Dios les de más FE y FORTALEZA para sobrellevar la situación. Por la paz de este país y por la paz del mundo. VIVA CRISTO REY.
Yo orare por todos ustedes, como antes lo había dicho, gracias por tanto y por todo, sé que es repetitivo, pero a veces creo que no merezco tanto. Sin embargo me lo dan sin pensarlo, pero yo sé que Dios llenara de más bendiciones su vida y la de sus familias.

LISTO!!
Besos de una pelona, que estuvo ausente, pero que promete ya no estarlo. LOS QUIERO!!!

La verdadera enfermedad del mundo

14.7.13

Antes de mi diagnóstico, solía ver a la enfermedad como una total desgracia, como la peor de las cosas. La veía como debilidad, con ojos de lastima. La vi muchas veces con miedo, y a la vez me era indiferente. Vi a la enfermedad como una situación que muchas veces separa familias, destruye hogares, rompe corazones y aleja a las personas que más amas. Creí que la enfermedad era sombra y no luz. Creí que la enfermedad era depresión, y nunca amor. La vi con tristeza, y también la vi muy lejana. Me sentí intocable tantas veces, me sentí invencible siempre. Y creo que las personas ajenas a la enfermedad, también suelen ver a la enfermedad de esta manera, quizá no todo el tiempo, pero muchas veces llegamos a pensar que la enfermedad siempre era dolor, y nunca gozo. 

Y después enferme, y mis pensamientos cambiaron totalmente. 

No puedo decirles que saber que tenia cáncer me hizo la persona más feliz, no fue así. Cuando me dieron el diagnostico lo único que hice fue llorar en silencio, trate de ordenar todos y cada uno de mis pensamientos. Trate de ordenar mi vida en mi mente, y la verdad es que no lo logre. Cuando te dan un diagnostico así, es cierto que te cambia la vida. Pero NADIE puede asegurarte como te va a cambiar. 
Yo descubrí a Dios en la enfermedad, lo descubrí en una cama de hospital, y ha sido mi refugio desde aquel 11 de Agosto, me ha brindado más amor que nadie, encontré la calma y la serenidad que necesitaba y que tanto buscaba, pero que nunca encontré. El me dio todo cuanto necesitaba y suplió todo lo que me faltaba. Fue irónico, porque si bien mi cuerpo se debilitaba, eso es un hecho; pero mi corazón se fortalecía, y ni hablar de desarrollar la virtud de la Fe. 

Y poco a poco, fui comprendiendo la grandeza de Dios a través de mi enfermedad y de mi dolor. 

Fui entendiendo que en lo poco yo era MUCHO MUY feliz. Y a la vez sentía como si tuviera mucho. Por lo menos tenía todo lo que necesitaba. Y así fue como cambio mi manera de pensar. 

No hay día que pase, en el que yo no le agradezca a Dios todo lo que me ha dado, empezando por mi enfermedad. La enfermedad cambio mi vida, porque lo conocí a Él. Siempre he dicho que la enfermedad fue un pretexto de Dios, para que yo pudiera conocerlo a Él. 

En el proceso de la enfermedad, alguien me pregunto qué ¿porque no ofrecía mi enfermedad?, y esa pregunta se quedó muy grabada en mi mente. No entendía porque me hacia una pregunta así, y esa persona comprendió en mi mirada que estaba confundida, y me dijo que cuando una persona ofrecía su dolor, Dios sanaba más pronto ese dolor, o lo suplía por mas bendiciones, pero no solo eso, también era una manera de ser instrumento por las personas por quienes ofrecías tu dolor. Y como ya lo dije, se quedó muy grabado en mi mente y en mi corazón. Y a partir de ahí lo hice, ofrecí cada dolor, tanto físico como emocional, le ofrecí mi desesperación, mis frustraciones, miedos y preocupaciones. Le ofrecí todo lo que estaba perdiendo por la enfermedad, le ofrecí la angustia, le ofrecí el enojo que muchas veces llegue a sentir. Le ofrecí cada uno de mis malestares. Le ofrecí cada una de mis intervenciones en el quirófano, cada quimioterapia y cada proceso en el que mi cuerpo sufría y se desgastaba, y que a los ojos de los demás se ponía débil y frágil. 
Y tal y como me lo dijo esa persona, funciono. No les digo esto para que hablen bien de mí o crean que soy muy buena. Les confieso esto, porque ese pequeño consejo cambio mi vida.
Conforme yo iba ofreciendo cada uno de mis dolores y preocupaciones, Dios me iba multiplicando cada una de las bendiciones. Dios me iba dando todo lo que no pedía, pero que mi corazón necesitaba. Y no solo eso, cuando yo ofrecía mi dolor, Dios me quitaba mas rápido ese mismo dolor, me daba paz, me tranquilizaba; su amor me anestesiaba. Y esa ha sido mi mayor felicidad. 

Les hablo sobre ofrecer nuestro dolor, porque como algunos saben, fui a realizarme un tratamiento alternativo a otra ciudad, el cual fue extremadamente doloroso, aunque fueron solo algunos minutos, fue muy doloroso. Y ya hacía tiempo que no ofrecía un dolor tan grande, así que recordé lo que esa sabia persona me dijo, y fueron pasando los días, y el dolor disminuyo. Mi tranquilidad reapareció. Y por supuesto, mi Fe se engrandeció. 
También les hablo sobre como veía yo la enfermedad, y de como muchos la ven, porque la quimioterapia ya hizo de las suyas con mis rizos, y el cabello se ha caído, como tenía que ser. Y hace tanto tiempo que no sentía las miradas sobre mí, está claro que estoy enferma físicamente. Pero la verdadera enfermedad no es la física. Sino la enfermedad del alma, el egoísmo, la ignorancia, la conformidad, la mentira. La verdadera enfermedad está en las personas que no tienen amor en su corazón, y por lo tanto no pueden dar amor. 




No soy fuerte por mi cuenta, ni he encontrado la paz y la tranquilidad por mí misma. TODO HA SIDO OBRA DE DIOS.


Besos de una pelona que los quiere MUCHÍSIMO:
 

Pd. De nueva cuenta les pido sus oraciones, el martes vuelvo por mi siguiente quimioterapia.

Mi mayor deseo es hacer lo que Dios quiere y estar allí donde Él me quiera.

23.6.13

Y todo ha permanecido en las manos de Dios. Ha sido así desde que tengo memoria, y aunque algún día no la llegue a tener, por lógica se que sera así  No es que crea que Dios me mando esto, no es así. Simplemente permitió que sucediera, y no me encuentro en lo absoluta enojada, molesta, deprimida o decepcionada. A pesar de las noticias, mi corazón permanece fiel, e intento que mis pensamientos también permanezcan así. Así como Dios le ha sido fiel a su palabra, y así como no tengo duda alguna de que le sera fiel. Es cuestión de esperar, es cuestión del tiempo, es cuestión de experiencia, de un poco de dolor.. pero de un plan tan grande que Dios ha diseñado no solo para mi, sino para mi familia y para los que se atreven a creer y confiar en El. Así tal cual yo hoy lo estoy haciendo.

La semana pasada, para ser mas precisos, el jueves antepasado me encontraba en la Cd de Mty realizandome mi PET CT SCAN de control, para ver como he evolucionado respecto al cancer y mis pulmones quemados por radiacion. Fui con toda la Fe del mundo, pero tambien con una realidad aceptada. La cual hace mucho tiempo les venia platicando sobre esta incertidumbre de no saber que pasara con tu vida, de no saber si el cancer vuelva a tu vida. De no saber si hacer planes o esperar a que solos se vayan presentando, como oportunidades. Pero a la vez esto era tan difícil de asimilar para mi, tengo 19 años y hay tantas cosas que deseo hacer, hay tantos sueños, y aunque con el paso del tiempo mis sueños se vuelven mas maduros y realizables, mas humanos y espirituales; no dejan de ser sueños. Tengo tantas metas personales que deseo realizar. Pero me toco a mi. Yo tengo el Linfoma. Sin embargo, durante estos seis meses en remisión, Dios me dio la oportunidad de aprender tantas cosas, de sentirme mas fuerte, tanto física como mental, y sin duda alguna espiritualmente. Y creo que estos seis meses de remisión, fueron unos meses de preparación para lo que proximamente venia. 

El día en que el cancer llego a mi vida, y el día en que comencé a notar todas las maravillas que Dios tenia preparadas para mi y para mi familia, a pesar del cancer, del dolor y la desesperacion. Fue cuando me di cuenta que yo no podía vivir mas tiempo sin El, sin esa ansiedad de querer conocerlo mas y mas, de que mi vida fuera para El. Y repito una vez mas; a pesar del dolor y del cansancio, me fui enamorando cada vez mas de El y de sus planes tan misteriosos, pero siempre tan llenos de amor. Y fue asi como poco a poco le pase mis decisiones a El, y las deposite en sus manos. Y le prometí que no importaba cuanto tiempo duraría esto, mientras yo me sintiera así de feliz cada vez que hablaba de El, cada vez que hablaba de mi vida. Yo en repetidas ocasiones, si no es que todos los días, le dije que era muy feliz, y que mi mayor felicidad la encontraba cada vez que hablaba de El y de como me había transformado desde que toco mi vida. Tiempo después, vi que El no se había cansado solo de llenarme a mi de amor a través de este problema, que era mio, pero que después fue de muchos, y a través de este camino tan difícil y poco seguro, el me fue llevando a donde El quería que estuviera. Momento y lugar correctos. Sus planes siempre perfectos.
Y así sucedieron estos seis meses de remisión, pero esa promesa siempre estuvo presente en mi mente y en mi corazón, porque aquella vez que por medio del don de lenguas me hablo, me dijo que me sanaría, pero que no le cuestionara cuando. Así que lleve esto también en pecho, como una cicatriz mas, que un día saldría a la luz y podría explicar el porque.

Mis resultados llegaron el viernes en la tarde, y para mi fortuna, yo ya estaba en paz con lo que tuviera que salir en esos estudios. Sentía una tranquilidad enorme, profunda y casi imposible de desaparecer. A pesar de que por fuera sentía el miedo y el frió de lo que pudiera pasar, por dentro, sentía el calor de mi Fe, y el soporte de Dios para conmigo y mi familia. En mi corazón y en mi mente solo pasaban las mismas palabras durante esos días de espera: "Todo en tus manos Señor", "Que se haga tu voluntad y no la mía", "Fortaleza", "Fortaleza".

Y fue así, con esos pensamientos como me afronte a esta realidad. El cancer volvió, ese monstruo tan grande sigue en mi cuerpo. Y tengo que luchar contra el. Y se que podre porque Dios esta de mi lado, y el le ha sido fiel a su palabra. 

Pasare por otro proceso de quimioterapias, quizá radiaciones, y finalizaremos con un auto trasplante de medula ósea para finales de año. Mis Doctores y yo, esperamos que esto ya sea lo final respecto a tantos tratamientos. Pero la última palabra la tiene Dios.
Mi promesa sigue firme para El. "Mi mayor deseo es hacer lo que Dios quiere y estar allí donde Él me quiera". (Beata María Elena)
Les escribo desde el hospital, mi primera quimioterapia de cuatro, o de seis, aún no sabemos con exactitud. Les escribo con toda la Fe que pueda habitar en mi cuerpo, les escribo con un mensaje de esperanza, les escribo con esta promesa que también será de ustedes, porque podrán ver lo que Dios tiene preparado para muchos. Les escribo con la certeza, de que de cáncer no me moriré. Aun no es mi tiempo, simplemente es tiempo de lucha, esfuerzo, purificación y sanidad espiritual para poder cumplir con los planes que hace un par de años me aferre.

Que Dios los bendiga!! Mi familia y yo estamos sumamente agradecidos por todas las muestras de cariño.
Bienvenidos a mi historia... de vuelta a esta historia en el hospital. Es nuestra lucha.

Un beso gigante de una próxima pelona (en dos semanas), que los ama con todo su corazón y que les desea la mayor de las bendiciones!!
Contacto: aleexandra.bc@hotmail.com




Todo en manos de Dios

5.5.13

Cuantas cosas me ha enseñado Dios desde que le abrí mi corazón. Cuantas cosas han cambiado en mi vida. Y hoy puedo hablar con toda la claridad del mundo; nunca he sido más feliz que ahora. Y aunque la felicidad consta de momentos, creo que esto ha sido constante. Y aunque diariamente me enfrento a situaciones que ponen a prueba mi Fe, y todo lo que he ganado durante esta gran batalla, recuerdo que no son más que problemas "de la tierra", como siempre les he llamado, problemas que siempre tendrán una solución, problemas "normales", problemas que extrañe durante mi instancia en el hospital. Y aunque también duelen y cuestan trabajo solucionar, Dios siempre me muestra el camino. ¿Cuantas veces me han preguntado que como le he hecho? Y, todas las veces respondí que fue Dios. Sigue siendo Él, quien obra en mí. Quien obra en mi familia. Quien reina en mi corazón. Entre más se de Él, entre más me muestra su infinito amor, mas quiero saber de Él, mas quiero permanecer con Él, mas quiero entregarme a Él, y ser su instrumento. Creo que estoy enamorada de Dios.
El cáncer dejo una huella tan grande en mi familia y en mí, pero tiene el sello misericordioso de Dios.

En la última entrada, les comente que me iría de misiones junto con mis fraternos. Duramos 9 maravillosos días en campo misión, y fue maravilloso. Tenía más sed de Él, que nunca!! Y el amor que nos mostró a través de la gente del pueblo, y de todas las experiencias que vivimos allá; nos refresco. Nos llenó de Él, y nos enamoró. Ahí, pude enterrar mi dolor. El dolor del que les estuve hablando en algunas entradas pasadas.

El dolor de no entender que pasaba en mi vida, en mi familia. Quizá el luto de la Alejandra anterior. Y la bienvenida de esta Alejandra; que nunca soñé, ni imagine, pero que es mejor que la anterior.
Enterré el dolor de la incertidumbre, del miedo, del cansancio, de la decepción y de no entender los planes de Dios. Enterré la angustia de ir a hospitales, de ver a mis médicos, de mis análisis, de mis estudios. Enterré el miedo a fracasar, el miedo a no lograr lo que quería, el miedo a no cumplir mis sueños. Enterré el inmenso dolor de perder a personas que sentía tan parte de mi vida, no físicamente, pero emocionalmente. Enterré todas mis inseguridades, y el miedo al que dirán. Sembré esa semilla de amor propio, y la puse en manos de Dios, para que el la hiciera crecer, sin caer en la soberbia, y manteniéndome siempre en la virtud de la humildad. También, puse en las manos de Dios a aquellas personas que me dieron la espalda, pero que siempre volvían por alguna u otra razón a mi vida. Y llore todo lo que no había llorado, purifique mi alma, porque como siempre lo he dicho: el dolor es necesario para purificar el alma. También sembré la semilla del servicio en mi corazón, porque nunca he sido más feliz que cuando le sirvo a Dios. La puse en sus manos, para que la regara con todo su amor, para que me llenara de aliento cada vez que sintiera duda, para que me siguiera dando fortaleza, y para que mi Fe siempre este alimentada. Y así fue, en cada uno de los encuentros espirituales que tuvimos allá, le pedí lo mismo. Y cada vez fui llorando menos. Cada día logre superar todo aquello que estaba fuera del alcance de mis manos. Pero que fácil se dice!! Aun teniendo el conocimiento de que no hay mejor lugar para depositar mi vida, que en las manos de Dios. Fue difícil, no lo hice durante varios meses, cuando toda esta carga emocional estaba sobre mis hombros.

¿Cuantas veces dije: "esto no es mi culpa, no es la tuya, pero la enfermedad la tengo yo; así que es mi culpa"? ¿Cuantas veces me desespere, intentando ser la Alejandra anterior, sacando lo mejor de esta Alejandra? ¿Cuantas veces me esforcé por ser alguien que a mí no me agradaba? ¿Cuantas veces llore, por no tener una respuesta a todo esto? Y, ¿cuantas cosas calle, para que no sufrieran por mí?

El cáncer va mas allá de lo que la gente alcanza a ver. Al principio se vuelve borroso e incomprensible. Después, poco a poco, vas comprendiendo la gran obra de Dios en ti, y bueno, no solo en ti, si no en todos los que te rodean, porque cuando aceptas su llamado, lo aceptas en tu vida, con todo y todo, te empieza a usar como instrumento.

Y bueno, para no hacérselas más larga. Volví de misiones, y creí que ya había cerrado ciclos, y había enterrado cosas. Y entonces viene la verdadera prueba. Alejandra, aferrada a algo en lo que Dios ya estaba obrando, en silencio, y con un tiempo. Y entonces, comenzaron a crecer todas las semillas que había sembrado en mi corazón. Poco a poco Él fue abriendo mis ojos, y me mostro el verdadero camino. Y aunque también dolió, el sano ese dolor. Y no sé cómo se escuche esto, pero creo que cada bendición que voy descubriendo en mi vida, es un regalo más que Él me da, pero que tuve la oportunidad de ver, gracias a que deposite mi vida en sus manos.

Me encuentro plena, me siento plena. Tampoco sé si esto se escuche algo soberbio o egocéntrico, pero me siento orgullosa de mí. Sin embargo, sé que cada logro ha sido por Él, y para Él.
Ya casi acabo mi semestre en la escuela, y aunque no estoy en el semestre que debería de estar, estoy intentándolo de nuevo, y hay días que me cansa y me arte, pero entonces algo o alguien me recuerdan por todo lo que pase, y le doy las gracias por permitirme hacer esto. También volví al trabajo, y esta semana ya estaré todos los días, que mayor bendición que hacer lo que más amo!. Justo este fin de semana, me dieron la oportunidad de volver a las pasarelas, y ya imaginaran mi felicidad!! Mi familia está bien, con problemas como todos, pero tenemos la bendición de la salud (dije TENEMOS jajá), y trabajamos día con día, los unos con los otros, por el mismo amor que nos ha unido siempre. No puedo decir que tengo todo lo que quiero. Tampoco puedo decirles que mi vida es perfecta, por supuesto que no lo es. Mucho menos que yo lo soy! O que todo lo que hago está bien; no es así. Me equivoco como todos, tengo tantos defectos y tantos errores. Soy un ser humano, me equivoco casi todos los días!! Aun me quejo por tantas cosas.
Pero hoy, mi meta no es ganar, ni ser la mejor, mucho menos ser perfecta. Hoy, mi único propósito, es saberme mejor que ayer.
Dios me ha dado todo lo que yo le he pedido. Mi único trabajo es agradarle!!


Pd. Ya no estoy ni tantito pelona, pero les sigo mandando besos!! Jaja!
Pd2. GRACIAS POR TODO Y POR TANTO.
Pd3. Gracias por todas sus oraciones!!!!
Pd4. Aunque pensé que pasaría más tiempo para decir esto; comienza la cuenta regresiva para mi siguiente PetScan. Todo en manos de Dios.


Plenitud

19.3.13


Recuerdan que hace unas semanas, en casi todas las entradas repetía una y otra vez que me sentía mal, me sentía sin ganas de muchas cosas, me sentina perdida y algunas veces sola; que no entendia lo que estaba pasando en mi vida y que no sabia de que manera aceptar todo esto..??
Pues creo que por fin esa temporada a pasado!!! Y ojala nunca vuelva mas, aunque se que todo esto es necesario para purificar mi alma. Quien dijo que es cosa fácil entregarle tu vida a Dios, y poner en prioridad sus planes antes que los tuyos. Pero aquí estoy. Estas ultimas dos semanas he estado muy ocupada, mi vida toma un giro de 180 grados, y por fin me siento en el lugar correcto!! Aun me cuesta hacer tantas y tantas cosas, por mi condición física, y por todos los desarreglos que hay en mi cuerpo..
Y todo esto me pone a pensar en aquellos meses que estuve en el hospital, recuerdo que un dia "normal" en quimioterapia era tan aburrido, solo medio dormía, medio comía (y la comida me sabia a rayos), medio leía, medio veía la tele, y medio platicaba.. No me alcanzaba la energía para hacer todas estas cosas completas, y recuerdo que le pedia a Dios con toda la Fe del mundo y con todo el corazón  que cuando el decidiera sanarme, yo pudiera estar totalmente ocupada. Tener un equilibrio en mi vida, disfrutar de mi familia en las condiciones que la gente normal lo hace, disfrutar a mis hermanas y sus tonterías  disfrutar a mis amigos -ya no en el hospital, si no fuera de el-, disfrutar del estres de la escuela, estar en examenes, estudiar, leer y amar mis libros como se debe, poder comer lo que yo quiera y de verdad disfrutarlo y saborearlo sin ese sabor amargo en mi boca, disfrutar a mis princesas de modelaje, avanzar en las clases de modelaje, poder serle util  a mi directora, retomar mi vida!! Sin olvidar que Dios esta en medio de todo esto, seguir con mi testimonio, no solo hablándolo, ni escribiéndolo  si no poder transmitirlo de distintas maneras a las personas que me rodean.. Y creo que lo he logrado!! Aunque las cosas no son como yo las tenia planeadas, ni son como yo las soñaba.. Poniendo todo en una balanza, creo que son mucho mejores!!! Por fin empiezo a disfrutar aun mas mi vida, esta vida que Dios me dio, que sin duda no es ni tantito normal... Y aunque hay dias en que lo deseo con toda mi alma, hay otros días como los de hoy en los que me siento muy plena. Estas ultimas dos semanas han sido de tantas emociones!! Me hace feliz saber que voy bien en mi escuela, que a pesar de algunos problemas familiares, disfrutamos de nuestra compañia, saber que soy util en mi trabajo y que puedo disfrutar de esto que es mi mayor pasion!! Tambien les cuento que por segunda ves me ire a campo mision en semana santa, y no tienen idea de lo emocionada que estoy!! Ya me quiero ir!!! Pero antes, tambien quiero compartirles que me van a otorgar un reconocimiento este viernes, se llama "MUJERES TALENTOSAS" y estoy en compañia de 4 mujeres hermosas por dentro y por fuera, exitosas cada una en su ámbito  luchonas y entregadas, y no se imaginan lo honrada que me siento de compartir esto con ellas a mis 19 años de edad, y en conclusion, creo que yo no hice nada, todo lo hizo Dios, asi que este reconocimiento es para EL.
Y es ahorita cuando vuelvo a confirmar que Dios tiene sus planes perfectos, que no debemos de cuestionarlo, que sus planes tampoco son para entenderlos, son simplemente para vivirlos.. Hace unos dias me dijo alguien que yo estaba totalmente bendecida por Dios, y hoy me detengo a pensar en todo, y es verdad.. Me tiene tan bendecida, y aunque perfecta no soy, el ha conquistado mi corazon, y solo deseo mantenerme firma con la promesa que le hize. Porque hoy se, como ya lo he repetido en muchas ocasiones, que vine con un proposito a este mundo, y que me quede aqui mismo por un proposito mas grande del que yo creia.. Y asi sucede con la vida de todos, es solo que como humanos que somos, queremos entender cosas que nunca vamos a entender, porque no somos Dios, el mundo nos gobierna con el materialismo y con tantas ideas absurdas, que olvidamos el verdadero valor de VIVIR y disfrutar la vida.
Gracias una vez mas por estar conmigo en estos logros!!! Son suyos tambien!!!
Besos de una pelona... Que ya no es para nada pelona..
Pd1. Quiero aprovechar para hablarles de un proyecto que están realizando los alumnos del Tec de Monterrey Campus Chihuahua, se llama “Aquí para ti” y consiste en una base de datos para recaudar la información de donantes de sangre, para en caso de que alguno de ellos lo llegue a necesitar, cuenten con esa base de datos y sepan a quien acudir. Yo se en carne propia la angustia que se siente al no encontrar donadores, y es una tristeza que la mayoría de los donantes sean familiares, porque no ayudamos al prójimo con eso? No nos cuesta nada!! Solo consiste en llenar tus datos en este link: http://www.encuestafacil.com/RespWeb/Cuestionarios.aspx?EID=1455657&MSJ=NO#Inicio
Y para mas información, les dejo la pagina de Facebook: https://www.facebook.com/pages/Aqu%C3%AD-para-ti/239792836157844?fref=ts
Pd2. Espero sus mensajitos que siempre me llenan de paz y amor!! aleexandra.bc@hotmail.com
 Pd3. Les pido sus oraciones para todos los misioneros que nos iremos esta semana santa!! Se que cuento con ellas. 
BENDICIONES <3

Mi lucha es su lucha

3.3.13


He estado tan ausente en este espacio que fue durante tanto tiempo mi confidente, y ustedes mi compañía. Hay tantas cosas por las que he estado llorando, que ahora quiero contarles... porque creo que por fin llegó el momento de hacerlo. Ya he dicho que he estado encerrada en mi cuarto pensando mil y un cosas, cosas tontas, cosas vánales y superficiales, cosas quizá tan egoístas, que ni yo misma me reconozco... Pero tenía que llegar a este punto algún día, tenía que dejar ir el sentimiento de supervivencia, detenerme y pensar que es lo que estaba pasando en mi vida. Y después de un largo tiempo de luchar por mi vida, por sostenerme fuerte y valiente, tanto tiempo de darle buena cara al mal tiempo, tantas sonrisas, tantos buenos momentos, muchas veces tan buenos, que ni la enfermedad... Otros tantos tristes, pero llenos de esperanza y llenos de un futuro muchas veces incierto, pero un futuro que deseaba y soñaba. Ya no existía el futuro lleno de planes, solo existía el futuro lleno de deseos y sueños... Primero llego la felicidad, porque Dios cumplió su palabra, su palabra llena de amor, de esperanza, de aliento... Y después, cuando más tranquilamente me detuve a ver que estaba pasando en mi vida, sentí que no estaba pasando nada... o que más bien lo que estaba pasando era la vida misma...
Durante estos meses, tuve que ordenar todos estos sentimientos, dejarlos pasar uno por uno... Y vivirlos como tal. Es parte de la enfermedad el dolor, tanto físico como emocional, y jamás viví tan duramente el emocional como ahora. Me detuve a ver quiénes estaban en mi vida y quiénes no... Y aunque me sigue doliendo, y aunque me decepciona, no hay algo que yo pueda hacer por eso... O tal vez sí. No lo sé a ciencia cierta. Hay situaciones en mi vida, que hizo que alguien a quien yo adoraba se fuera de ella... Y aunque por tanto tiempo quise retenerla, no pude. Y durante tanto tiempo he estado buscando un culpable, he estado buscando a quien poder gritarle, y tampoco he encontrado culpable alguno, no fue esa persona, no fui yo... Fue la vida y la situación en la que nos puso. Yo no pedí el cáncer, ni lo deseaba, ni lo imaginaba... Pero paso, y esa persona tampoco lo deseaba, ni lo quería, ni lo imaginaba, pero paso. Y afortunadamente quien tiene al cáncer soy yo, y no esa persona... Así que yo debo de asumir cualquier responsabilidad. Porque es cierto, hay tantas cosas que cambiaron, hay tantas cosas en mí que ya no son las mismas de hace más de un año... Y aunque estoy orgullosa de mí por cada uno de mis logros y triunfos, tengo que ser realista y sobre todo consiente, de que esto no estaba en mis planes. No era algo que yo imaginara en mi vida, ni mi forma de ser, ni mi forma de pensar, ni los cambios en mi cuerpo... o simplemente mi pronta madurez. Todo esto fue en contra de mi voluntad.
Y no solo es eso, es el hecho de ver a mis amistades dispersas, de no encajar donde antes encajaba con naturalidad, es el hecho de que siento en parte que me robaron casi dos años de mi vida, que yo debí de haber estado disfrutando y viviendo como cualquier niña de 17-18 años de edad. Es el hecho de que no hay vuelta atrás, que no hay nada humanamente posible para cambiarlo o para curar el dolor... Tantas cosas y tantas emociones juntas, que durante estos meses no supe cómo controlar, o más bien, ya no podía disimular... No había paz en mi corazón, a pesar de que debía de haberla... Porque sabía que Dios había puesto sus ojos en mí para llevar a cabo una gran misión, pensada solo para mí, a pesar de que estaba consiente de todas las bendiciones que me había dado, no solo a mí, sino a todos los que me rodeaban... A pesar de todo lo bueno que había en mi vida, por estos meses me sentí tan vacía...
Pero Dios no se cansa de recordarme lo mucho que me ama, y de lo mucho que confía en mí... Y una vez más me demostró que no había nada a que temerle, también entendí que este proceso de dolor era algo totalmente normal por todo lo que estaba pasando en mi vida, y que como alguna vez por el don de lenguas Él me dijo..".. No temas, yo estoy contigo...” Y así ha sido.
Y la más grande prueba es el simple hecho de que por segunda vez estoy en remisión, y mis análisis salieron totalmente limpios!!!! En este momento vuelvo a sentir esas esperanzas renovadas, esa Fe que no se ha quebrado ni con la tristeza, y al final de cuentas he entendido, que a pesar de todo lo vivido y aprendido; soy humana... Y cometo tantos errores, y siento al igual que todos, y no por esto Dios me va a dejar de querer, o me va a dejar sola...
El Señor le es fiel a su palabra...
Así que ahora, con todas mis energías renovadas, y con la sensación de que a pesar de la tristeza que en momentos pueda haber, puedo vencer al mundo, y puedo hacer tooooodo lo que desee, pero siempre tomada de la mano de Dios, porque mi vida estuvo, esta y estará SIEMPRE en sus manos. No existe un lugar mejor para nuestras vidas!!!!

BESOS DE UNA EX PELONA, QUE LOS AMA!!!
BENDICIONES
Pd. MI LUCHA ES SU LUCHA!!!!
Pd2. No se van a librar tan rapido de mi...